martes, 24 de enero de 2017

Vendedores de playa


La playa puede y es para muchos ese escape a la realidad cotidiana. Un lugar lleno de sol, tiempo libre, arena y relax dónde se puede jugar eternamente al tejo sin parecer un jubilado que no quiere volver al hogar.
Para otros, es un laberinto de gente con sombrillas, pareos que se vuelan, toallas llenas de arena que alguien agita, niños sin supervisión  jugando a la pelota que siempre cae en la cabeza de un transeúnte y adolescentes con dispositivos cuyo fin es el de repetir en un loop infinito todos los "temas del verano" mientras sus dueños corean.

Como si todo lo anterior fuera poco, a toda esta complejidad se le suma un aditivo que no es exclusivo de balnearios glamorosos ni mucho menos ya que están desde Punta del Este hasta la Barra del Chuy, ellos son .......LOS VENDEDORES DE PLAYA.

La referencia no es a ningún vendedor producto en especial, van desde mallas de crochet hasta empanadas y por qué no, sandwiches olímpicos (con 40 grados a la sombra, desafiando a bromatología con cada paso).
Esta fauna playera encuentra el producto que le parece va a solventar su estadía en un hostal o camping, donde están hospedados desde antes del comienzo de la temporada en una suerte de comunidad del vendedor de playa, regida enteramente por y para la supervivencia cotidiana.
Esta cofradía va desde los diecisiete hasta pasados los cincuenta y quizá más, depende del grado de invasión del flower power que quede remanente.
Van desde los que simplemente pasan y esperan a que alguien tenga al menos contacto visual para poder avalanzarse hasta los que directamente se acercan e intentan convencer de que su producto es algo imperativo que adquirir.

Cualquiera sea su producto o su actitud sigo sin entender la utilidad de los mismos, si quiero un sandwich olímpico, una malla de crochet, un gorro, artesanías (esto nunca va a pasar) o una "Coca", la voy a traer conmigo o subo hasta el local más cercano a adquirirla.
Acaso funciona ser vendedor de playa? En algún momento se van a extinguir o nos vamos a ver forzados a tener que mirar hacia el horizonte y pretender no verlos hasta que se alejen......
Esas son las interrogantes que dejo planteadas para ustedes mis fieles lectores (los mismos tres de siempre)




miércoles, 10 de abril de 2013

I´m comming for you "Barbara"

Hola a todos!
De a poco voy a ver si sigo con mis artículos semanales de cosas, así mis seguidores no se enojan.
Les cuento que en el tiempo que no subí nada nuevo pasaron muchas cosas, como por ejemplo que el mundo siguió girando, las viejas de la esquina de Colonia y Rondeau siguen yendo a probar las camas que dan masajes, en fin, me ocupé de que todo siguiera dentro de los standares así no se asustan.
Por ahora hasta luego.

jueves, 21 de junio de 2012

GAS Comics: Los Calzoncillos De Herodoto #1

GAS Comics: Los Calzoncillos De Herodoto #1: Presentamos el primer número de nuestra nueva serie: "Los Calzoncillos De Herodoto", una historieta de humor histórico. El plan es muy simp...

miércoles, 4 de enero de 2012

Dos hombres, mucha carne y un parrillero

Dentro de las convenciones o simplemente las costumbres que nos vienen desde la éopca de los cavernícolas, está el hecho de la unión casi eterea entre hombre y fuego.
Ese elemento por el que debe sufrir eternamente Prometeo es algo por lo que sufren y también son felices los asadores contemporáneos.
Esta víspera de fin de año, como de costumbre, el asador designado fue mi tío, con la habitual compañía de mi padre que ameniza la faena con chistes y análisis de temas que van desde el clima hasta el futuro del Mercosur.
Antes de comenzar el primer escollo fue el encendido del fuego pero después de papelería, keroseno y voluntad en pocos minutos ya estaba ardiendo. (yeah!)
Para el bien de los comensales, este año en particular iban a implementar un par de chapas, como medio para atenuar la intensidad del fuego sobre la carne y de esa manera no carbonizar la carne.
El tema de las chapas fue toda una aventura en sí mismo. En un momento fui a ver a los asadores con la picada y al instante siguiente la mano de mi padre estaba cubierta en sangre por haber cortado la dichosa chapa. Cabe destacar que faltó poco para que termináramos en la sala de emergéncias (la tijera cortaierros estaba afilada).
De todas maneras ambos estaban realizados porque la idea de la chapa estaba funcionando y cubría de manera perfecta el fuego.
Luego de largas disertaciones y movimientos cárnicos estratégicos, en un par de horas logramos comer la carne SIN que esta estuviera casi totalmente carbonizada (como es el clásico de estas fechas en casa).
Como moraleja los asadores avanzaron en su técnica y en lo siguiente se va a poder repetir la hazaña.

martes, 3 de enero de 2012

Eclipse Total en Tres Cruces

La situación: Terminal tres cruces un treinta de diciembre a las diez y media de la noche.
Paisaje bullicioso y atrapante, si los hay.
De por sí la terminal tiene la peculiaridad, como todo punto de encuentro, de exhibir los más variados personajes que a medida que avanzan las horas y los meses se van volviendo más nutridos.
Como se podrán imaginar el penúltimo día del año anterior al "fin del mundo" no podía defraudar.
Entre toda esta fauna humana no falta nada, desde gauchos hasta emos surfet (wtf total), compradores nocturnos, caminantes de shopping (buscando el fresco del aire acondicionado) y familias enteras en caravana.
Nada de esto ni de la manada de wachiturros que vi pasar casi ininterrumpidamente  por un lapso de media hora, me podía preparar para lo que estaría a punto de suceder.
Y fue así que desde la nada apareció y se sentó en el asiento frente al mío, que curiosamente estaba vacío, se sentó la imagen viviente de uno de los íconos de los ochenta y cuyas canciones la hicieron trascender más allá de su Gales natal.
Sí, como ya habrán adivinado, OBVIAMENTE estoy hablando del símil de Bonnie Tyler.
Pensarán, qué te hace pensar que era la símil de BT. Sencillo: maquillaje sobrecargado, uñas esculpidas, hombreras en su campera y no pueden faltar los tacos para culminar el look. Realmente la avalancha de chistes y el soundtrack en mi cabeza eran una catarata interminable.
Y fue así que escuché al locutor que hablaba sobre abordar el bus que me llevaría a mi pueblo.
No me envidien, le puede pasar a todos :P

Para que vean que todavía rolea abajo hay un link del 2011 (hell yeah!):
Bonnie roleando

Roleando con un alemán tatuado :)